Temple

Estas cosas nunca sucedieron, son siempre.
Salustio (86-34 a. C.)



Nos hemos propuesto hacer una pared efervescente. La llamamos Temple.

*
Mañana inauguramos. Anoche el museo quiere parecer taller. Somos tres desde las tres y a las cinco menos cuarto activamos el sistema en otro muro. A las cinco miro a Javi: la presión del ácido es inviable. Hay que admirar esta violencia. Tenemos algo que contar. 

Javi me habla del hibris griego: el hombre trata de ser dios y eso siempre trae tragedia. Vuelco nervio en la pintura de José, Carola duerme en Yabba. En las tiras que miden el PH ha ido apareciendo la paleta verde y naranja de Menchen

Hoy es de noche otra vez o igual ya hasta es mañana. Estamos lxs que aún no hemos querido irnos. Montamos el sistema sobre unas escaleras, enchufamos y efervesce. 

*

No hay pintura más antigua que el temple. El de aquí lleva una goma que producen las acacias cuando les daña un bicho, la arábiga, lleva blanco de España, alkil, añil o azulete, bicarbonato, paracetamol, rutilo y agua.
La aspersión le ha estampado sustancias que tenemos en nuestras articulaciones, que hay en el vino y en la corteza del sauce: ácidos láctico, tartárico, salicílico, zumo de limón, más agua.

En Querer parecer noche, un comisariado de Beatriz Alonso y Carlos Fdez. Pello en el CA2M.
En colaboración con Javi F. Gorostiza (DART), Manuel Cruz y Alejandro Gómez Pérez.

Fotografías de Jorge Mirón el último día de la exposición.
Abajo, la noche antes de abrir.