En julio, iglesias


Me olvidé
de vivir


Julio Iglesias


Es julio de 2017 en Santiago y salimos un viernes, a las siete y pico, con el botafumeiro pendulando dentro de la Catedral.
Anoche dormíamos en Finisterre, donde la niebla cancelaba el mar y cenamos vieiras, es viernes y somos ocho, salimos caminando en plena misa y 23 días después llegamos a Madrid.